Estremece a Puerto Rico asesinato de fiscal - Mitamborildigital

Lo Ultimo

martes, 19 de enero de 2016

Estremece a Puerto Rico asesinato de fiscal

El asesinato de la fiscal puertorriqueña Francelis Ortiz Pagán, de 42 años de edad, ha estremecido a los puertorriqueños.


El crimen ocurrió cuando la funcionaria judicial llegaba a su residencia en el municipio de Río Grande, a 38.4 kilómetros al noreste de San Juan.
La Policía indicó que no se descarta ningún ángulo en la investigación del asesinato de la fiscal Francelis Ortiz Pagán, registrado esta madrugada en Río Grande, informa El Nuevo Día de San Juan.
La muerte de la representante del Ministerio Público se produjo cuando a eso de la 01:30 hora se disponía a entrar al garaje de su hogar al regresar de agotar su turno de trabajo en la Fiscalía de San Juan.
“Fue vilmente asesinada llegando a su residencia, cerca de la medianoche. Todos los ángulos de la investigación no se descartan, incluyendo el acecho, incluyendo que esté relacionado a su trabajo, a una venganza… No descartamos tampoco una tentativa de carjacking”, sostuvo Nazario en entrevista radial con WKAQ y referida por El Nuevo Día.
En principios las autoridades consideran que pudo tratarse de un intento de sus asesinos de despojarla de su automóvil Mini Cooper, aunque no se descarta la posibilidad de que el crimen esté asociado a su desempeño en el Ministerio Público, ha informado Prensa Latina.
El director en el área de la región policial de Fajardo del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC), teniente Carlos Nazario, estableció que el auto de la fiscal Ortiz Pagán chocó contra el vehículo de su esposo, estacionada en el garaje, luego de ser alcanzada por los disparos.
La fiscal estaba casada con el abogado Fermín Arraiza Navas, un destacado luchador independentista y activista social, quien al escuchar el impacto salió con un arma que posee legalmente para repeler el ataque de los sujetos, quienes escaparon de la escena en un auto pequeño.
Ortiz Pagán, madre de dos niños, fue llevada al hospital UPR, en el municipio de Carolina, donde se certificó su muerte a causa de un disparo que recibió en el rostro y otro en un costado.
La funcionaria judicial había trabajado en la División de Crimen Organizado de la Fiscalía General y en su último turno como fiscal atendió anoche varios casos de drogas y uno de agresión

Post Top Ad